¿Quiénes somos?

Cronos: La Corporación de misiones a través del tiempo compuesta por tipos duros de gran corazón

Fundador y director de Cronos

(El Dragón Negro)

Pocas veces visto en persona, Haliceo es el Fundador y creador de la Corporación Cronos. Líder y protector de todos los agentes de Cronos, El Dragón Negro sigue reclutando soldados de élite para solventar distintas misiones a lo largo de la historia presente y futura y lograr así estabilizar y salvaguardar el mundo que nos ha tocado vivir.

¡Saludos Agentes! Tomen asiento y les contaré quién está tras la marca Cronos. La aventura comenzó en solitario en 2014 tras dos años de haberme licenciado en Derecho. Con la ayuda de mi familia, y en especial de mi padre,  dejé mi oposición y comencé a diseñar y construir una de las primeras enpresas del sector en la Comunidad Valenciana. Había estado trabajando muchos años en la hostelería para pagarme mis gastos y costearme la carrera, y lo últimos años trabajé como guionista en la primera empresa a nivel nacional de Survival Zombie «World Real Games».

Paralelamente y desde 2011 hasta la actualidad presido la Asociación Valenciana de Jugger, un deporte de contacto que a día de hoy se juega en varios países y ciudades de España. Enamorado de las artes marciales, el Rol en Vivo, y escribir historias desde que tenía 7 añitos, tuve cabida en un mundo que era totalmente desconocido para todos. Aposté fuerte y cambié totalmente mi vida a nivel interno y externo.

 Me formé durante mucho tiempo (y sigo haciéndolo) para ser un buen vendedor (oficio socialmente mal visto por su nombre pero que realmente es lo que soy) y aprender sobre desarrollo emocional y profesional leyendo mucho y asistiendo a innumerables clases, seminarios, etc. Había que convertirse en empresario y no tenía absolutamente a nadie en la familia que lo hubiese sido, así que tocaba ser autodidacta.

Quería montar algo especial, algo fuera de lo común, con salas que fueran únicas acompañadas de una experiencia previa y posterior que estuviesen a la altura. A día de hoy sigo intentando innovar con cada proyecto. No repito. Gracias a esa perspectiva puedo decir orgulloso que salas tan antiguas a nivel nacional como El Galeón o La Tumba Perdida se han convertido en salas de culto que funcionan a la perfección 7 años más tarde.

Innovar, darle al cliente lo que quiere, adaptarnos en cada momento, acogiendo a niños y a adultos y aspirando siempre a más. Nos centramos 100% en el componente humano tanto de los trabajadores como de los clientes. Una buena charla post-partida con gente que tiene calidad humana, es impagable.

Sigo en la dinámica de tardar más de un año en abrir salas. Me considero temeroso de la mediocridad… o simplemente no sé hacerlo de otra forma… He tocado muchos palos y tengo una naturaleza emprendedora e inconformista. Por ello, en unos meses inauguraremos el 3º local de la Corporación.

Tengo el mejor equipo de trabajadores y agentes que nadie pueda tener, y si en algo son mejores que trabajando, es en la calidad humana que poseen todos y cada uno de ellos (requisito indispensable si quieres entrar a formar parte de la familia…)

Un fuerte abrazo, agentes. Les espero en nuestra próxima misión.